Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Nos sumamos en la lucha global para acabar con los combustibles fósiles de manera rápida, justa y definitiva

El viernes 15 de septiembre salimos a las calles  junto a un centenar de personas para exigir el fin de los combustibles fósiles de manera rápida, justa y definitiva, sumándonos así a las grandes movilizaciones llevadas a cabo en multitud de países y partes de España bajo el lema de la campaña  #EndFossilFuels.

Esta movilización histórica renueva y refuerza los esfuerzos coordinados a escala mundial para acabar con la era de los combustibles fósiles.La magnitud de esta movilización y los efectos devastadores, como las recientes olas de calor sin precedentes, las inundaciones mortales y el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, llaman la atención sobre la urgencia del momento.

La crisis climática se agrava y, en respuesta, el movimiento mundial por la justicia climática se refuerza. En todo el mundo nos estamos uniendo para luchar contra la industria de los combustibles fósiles y quienes la apoyan.

La misma industria está impulsando distracciones nocivas y peligrosas: mercados de carbono, compensaciones y eliminaciones en forma de las llamadas «soluciones basadas en la naturaleza» y geoingeniería. Falsas soluciones para que la industria se mantenga durante más tiempo, mientras que destruye nuestro derecho a un futuro habitable.

Dada la situación necesitamos cambios urgentes estructurales, exigimos:

  • Parar las subvenciones y ayudas a los fósiles.
  • Detener la construcción de nuevas infraestructuras fósiles.
  • Un plan sólido para la descarbonización de nuestro sistema.
  • Responsabilizar a los contaminadores por los daños causados.
  • Poner fin al lavado verde.
  • Acabar con la captura corporativa de los combustibles fósiles.

 

Los dirigentes de las naciones ricas con un legado histórico de contaminación tienen la responsabilidad de llevar a cabo una eliminación rápida y justa de los combustibles fósiles y de financiarla a escala mundial. Esta transición debe sustentarse en una transformación de los sistemas actuales que dé prioridad a la justicia y a unas estructuras socioeconómicas equitativas, «cero real» en lugar de «cero neto», salvaguardando así, tanto los derechos de los trabajadores y de las comunidades.

Juntos/as acabaremos con los combustibles fósiles de forma rápida, justa y para siempre.

 

Forma parte del cambio!

Mantente al día de nuestras campañas y de cómo puedes participar.

    He leído y acepto la Política de Privacidad.