Marea Blava Mallorca condena la violenta actuación a ecologistas que defendían su derecho de expresión en contra de las prospecciones de hidrocarburos

Marea Blava Mallorca se suma a la condena y repulsa de la actuación agresiva y desmedida de la Armada Española que ha arremetido contra una protesta pacífica para decir “NO a las prospecciones petrolíferas de Repsol en Canarias” y que ha ocasionado daños físicos a una activista de Greenpeace.

Denunciamos que ante el derecho de expresión pacífico el Gobierno prioriza defender los intereses de la multinacional explotadora de hidrocarburos e incluso agrede injustificablemente a unas personas que sólo manifestaban su rechazo a las prospecciones. Estos violentos sucesos ocurridos deslegitiman al Gobierno e indignan todavía más a una sociedad que de manera unánime rechaza las prospecciones por sus consecuencias ambientales, económicas y sociales. Llama la atención que ante el desamparo legislativo de la producción de renovables y la producción distribuida, el sector de producción con energías fósiles obtenga todos los beneplácitos del gobierno incluida la protección de nuestras fuerzas armadas.

Marea Blava Mallorca exige al Gobierno que defienda por encima de todo los intereses generales de la sociedad civil, rectifique en su proceder, pare definitivamente los proyectos de prospecciones de hidrocarburos en nuestro país y apueste de una vez por todas por un modelo energético viable basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables.

Contradictoriamente al proceder comentado anteriormente del Gobierno, Marea Blava Mallorca celebra que se haya otorgado el máximo estatus de protección a la ballena Cuvier, que aunque es difícil de detectar hay diferentes informes y avistamientos que prueban su paso por el Mar balear. Esta es otra razón de peso para que el MAGRAMA emita la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa del proyecto de sondeos acústicos de Cairn Energy en el golfo de Valencia, así como que informe negativamente los demás proyectos de prospecciones que amenazan las Islas Baleares.

(MBM está formada por: Amics de la Terra, Federació de PIMEM, Greenpeace, Fundació Deixalles, GOB, Balears Diu No, STEI-Intersindical, Som Energía o la Cofraria de Pescadors de Palma, Federació Balear de Cofraria de Pescadors, ALCAIB, Quart Sector, Plataforma Veïnats i Comerciants Platja Palma-Llucmajor, Associació d´Amics del Poble Saharauis, y Jubilats per Mallorca.)

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies