[#LaVidaEnVerd] amb Amics de la Terra Mallorca

La emergencia climática y crisis ecológica global suponen un reto ineludible para todas las sociedades y ecosistemas de este planeta que compartimos. Sin embargo, los impactos sociales, económicos y ambientales de esta situación no son, ni serán, iguales en todas partes.

Las brechas entre Norte y Sur Global se agrandarán, los impactos serán peores en las poblaciones más vulnerables y las futuras generaciones heredarán una problemática causada por las generaciones actuales. Estamos en un punto de no retorno en el que debemos iniciar una rápida descarbonización de la economía y nuestros estilos de vida y consumo, para evitar así las peores consecuencias de esta crisis ecológica.

Entre todos y todas podemos reclamar cambios transversales para reducir nuestra huella ecológica. Tenemos muchas soluciones, alternativas y herramientas al alcance de nuestras manos, ¡tanto a nivel individual como a escala colectiva!

«Estamos en un punto de no retorno en el que debemos iniciar una rápida descarbonización de la economía»

Además, este reto podemos aprovecharlo como una oportunidad: dejar de quemar combustibles fósiles para abastecernos de energía, evitando la emisión de gases de efecto invernadero, y pasar a utilizar energías renovables, que luchan contra el cambio climático, ayudan a diversificar la economía, generan nuevos puestos de trabajo y democratizan la energía que hasta ahora estaba en manos del oligopolio energético.

Tenemos una oportunidad también para volver a apostar por el producto local, apoyando una agricultura de cercanía y ecológica que proteja a agricultores y la biodiversidad de los ecosistemas, reduciendo nuestro consumo de carne y productos lácteos procedentes de modelos agroindustriales, evitando productos procesados y alimentos quilométricos que queman combustible en su largo viaje desde el productor al consumidor.

Además, es la ocasión perfecta para ganar definitivamente la batalla a los envases de un solo uso y acabar con la contaminación generada por unos residuos que nunca debieron de llegar a esa fase terminal, desperdiciando recursos naturales limitados con un modelo de producción y consumo que nos hace creer que son ilimitados.

Es un momento histórico también para replantear el modelo de movilidad de dentro y fuera de las ciudades, reduciendo la contaminación atmosférica causada por el transporte individual, apostando por transporte público, la bicicleta y la peatonalización, descubriendo rincones más cercanos para evitar volar a destinos lejanos por ocio, apoyando la economía local, social y solidaria, y protegiendo los recursos naturales y la biodiversidad.

Aquí van algunas de nuestras propuestas. Llevarlas a la práctica, con conciencia y responsabilidad, pero sin perder la alegría de vivir y compartir, es lo que llamamos “la vida en verd”. Te animamos a que las pongas en práctica y las compartas con tu entorno. En Amics de la Terra, seguimos trabajando como siempre para difundir que no tenemos planeta B y que el cambio es posible. ¡Únete a nosotros/as si quieres colaborar!

  • ¿Qué puedo hacer yo?

Aquí van algunas de nuestras propuestas. Llevarlas a la práctica, con conciencia y responsabilidad, pero sin perder la alegría de vivir y compartir, es lo que llamamos#LaVidaenVerd”.

Te animamos a que las pongas en práctica y las compartas con tu entorno. En Amics de la Terra, seguimos trabajando como siempre para difundir que no tenemos planeta B y que el cambio es posible.

¡Únete a nosotros/as si quieres colaborar!

El proyecto #LaVidaenVerd de Amics de la Terra Mallorca cuenta con la colaboración de la DG Educació Ambiental de la Conselleria de Medi Ambient i Territori del Govern de les Illes Balears.

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies