Las entidades que conformamos la Xarxa de Sobirania Energètica de Mallorca celebramos la aprobación de la Ley de Cambio Climático Balear

-Las entidades de la Xarxa per a la Sobirania Energètica de Mallorca (Amics de la Terra, Greenpeace, Attac Mallorca, Som Energia y GOB) celebramos la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Islas Baleares.

– La Xarxa de Sobirania Energètica de Mallorca considera un hito clave la aprobación de esta Ley

-Por primera vez, el reto del cambio climático tiene rango de Ley en las Islas Baleares, y se marca la hoja de ruta de la descarbonización.

El Parlament balear ha aprobado hoy la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Islas Baleares. Se trata de una ley ambiciosa desde el punto de vista de transición de la producción de energía eléctrica (descarbonización, desfosilización), con medidas concretas valientes a medio y largo plazo – que consideramos que tendrían que ser más inmediatas – pero que son aspectos clave para abordar la contribución de las Islas al cambio climático y el cambio de modelo energético.

Después de las presiones de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en relación especialmente a la prohibición de la venta de coches diésel a partir de 2025, y de gasolina al 2035, finalmente la primera ley de cambio climático en Baleares ha visto la luz con la intención de impulsar la transición energética.

Dentro de estas actuaciones, sin embargo, echamos de menos en la ley, medidas de política activa relativas a la estabilización y decrecimiento de la demanda de energía en las islas y aquellas relacionadas con las infraestructuras de transporte: no prevé la necesidad de incidir en escenarios de decrecimiento de la demanda energética (eléctrica, transporte, etc.) que es un tema clave para garantizar la transición energética; y por otro lado, cambiar el parque de vehículos a eléctrico, no es una medida suficiente.

Hay que reducir el parque de vehículos existentes y posibilitar alternativas a través de una política de movilidad y territorial con perspectiva climática incidiendo en las nuevas infraestructuras de carreteras y transporte público.

Sin duda, el aspecto más positivo de la Ley es la previsión del cierre progresivo de la central térmica de Es Murterar, con un acuerdo ya entre empresa y trabajadores que garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo. Una demanda clave de los grupos ecologistas y entidades, como las que conformamos la Xarxa de Sobirania Energètica de Mallorca (Amics de la Terra, Greenpeace, Attac Mallorca, Somos Energía y GOB).

La previsión de una planificación territorial de la implantación de las renovables de la mano de los Consells Insulares, nos parece también una medida imprescindible para prever las nuevas infraestructuras en función del potencial y los condicionantes territoriales y urbanísticos que establezcan las islas, apostando – a pesar de que esto no queda definido a la Ley – por la ocupación prioritaria y generalizada de superficies ya existentes en suelo urbano, por la generación distribuida de pequeñas instalaciones próximas a los puntos de consumo, favoreciendo las instalaciones de autoconsumo con balance neto.

Otro aspecto positivo, es la obligación de las instalaciones de renovables en grandes superficies comerciales y polígonos industriales. Hace falta, aquí, que el Gobierno autonómico induzca esta transformación de los tejados con medidas destinadas a posibilitar el cambio de cubiertas no idóneas, e investigar fórmulas de inversión que impliquen la participación real de la sociedad también y sobre todo como productores de energías netas, dejando de banda el papel pasivo de los agentes sociales solo como consumidores.

 

Desde Amics de la Terra celebramos por tanto la aprobación, a falta de una lectura detenida del texto final resultante de las diferentes enmiendas que se hayan incluido en el texto inicial a propuesta de los diferentes grupos políticos, pero sin duda esta fecha marcará un antes y un después en las políticas a adoptar para corregir los efectos de la actividad humana sobre el cambio climático y llevar a cabo una transición energética justa hacia un modelo 100% renovable.

Desde un primer momento, las diferentes entidades ecologistas, y entre ellas Amics de la Terra, han venido apoyando esta iniciativa legislativa que consideramos pionera y valiente, a pesar de que no ha abarcado aspectos importantes como la denominada fiscalidad verde.

Pero deben resaltarse medidas de gran calado, bastante alineadas con las directivas de la UE o con la legislación de otros países y ciudades de nuestro entorno europeo.

Así, por citar de forma rápida:

-Objetivos de reducción de un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí al 2030, o del 90% en el año 2050.

-Objetivo de que para el año 2030 el 35% la energía consumida en las Islas Baleares sea renovable, y el 100% para el año 2050. Con medidas transitorias como el cierre gradual de la central térmica de Es Murterar, un acuerdo de hace unos días que viene a demostrar que estos objetivos son alcanzables sin poner en riesgo la seguridad del suministro energético.

-La obligación de incorporar el análisis de los impactos sobre el cambio climático en las decisiones (obras, infraestructuras, etc.) del Gobierno Balear y resto de administraciones de las Islas.

-La encomienda para que cada Consell Insular revise su planificación territorial para incorporar los emplazamientos más idóneos para la implantación de los sistemas de generación de energías renovables, materia en la que al parecer la isla de Menorca ya ha trabajado y avanzado bastante.

En definitiva, medidas todas ellas que van a permitir cambiar el paradigma energético actual basado en energías fósiles a uno basado en energías renovables y poner a Baleares en la cabeza de la lucha frente al cambio climático y ser un referente para otras comunidades autónomas.

Eso sí, siempre que los próximos gobiernos defiendan sus contenidos y lleven a cabo su desarrollo con las correspondientes reservas presupuestarias y el necesario y amplio desarrollo normativo para que las medidas hoy aprobadas puedan ser percibidas por nuestra sociedad.

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies