El primer edificio con certificación energética clase A a Baleares es la sede de Solarta

El pasado mes de septiembre organizamos la 8ª salida APRENDE CON LA NATURALEZA: la energía solar y sus instalaciones. Fuimos a Artà, a la sede de Solarta donde nos explicaron cómo se aprovecha el sol para generar energía, los usos que se le da y los tipos de instalaciones térmicas y fotovoltaicas que se pueden realizar (aisladas, conectadas a la red, etc.). También vimos in situ algunas de las instalaciones solares y eólicas.

Solarta es una empresa de energía solar mallorquina situada en el municipio de Artà y fue creada en 1989 por Heinz Torwie, ingeniero superior industrial. Especialista en la energía solar; trabaja creando instalaciones de energías renovables para suministrar energía desde hace más de 20 años con más de 1900 clientes. La empresa dispone de un equipo especializado y organizado en cuatro departamentos: Solar fotovoltaico, Solar térmico, Electrónico y Mecánico.

En la visita descubrimos que Solarta ha construido la nave industrial donde tiene su sede con criterios totalmente renovables y de eficiencia energética. El edificio está aislado con corcho y ha sido el primero en obtener la certificación energética clase A en Baleares otorgada por la Dirección General de Industria y Energía en Baleares. La sede de Solarta es energéticamente autónoma, es decir, no están conectados a red, tienen 120 placas fotovoltaicas con una potencia de 26,4 kW, 3 unidades de baterías con capacidad de 16 Kwp, un aerogenerador y una caldera de biomasa. También tienen un generador diesel para las urgencias, pero este año ni lo han utilizado porque con energías renovables se han autoabastecido.

Los explicaron que montan sobretodo instalaciones fotovoltaicas fijas, ya que son más viables económicamente. Ellos utilizan unas infraestructuras con pies de piedra, que son muy fáciles de poner y quitar, y de reciclar. Vimos la transformación de energía continúa en alterna, los alternadores y las baterías. Nos enseñaron el rendimiento de las placas fotovoltaicas y cómo éstas le van tomando terreno a las térmicas (porque calculan mejor el calor y la placa resiste mejor las altas temperaturas), aunque no tienen tantas trabas legales. Solarta también está muy indignada con la legislación actual en materia de renovables, que tiene paralizado el sector y que hace que los inversores no se arriesguen por la inseguridad jurídica actual.

Después visitamos el agroturismo Sa Duaia, situado en un maravilloso y privilegiado entorno que también se abastece de energía fotovoltaica, eólica, biomasa y tiene un generador diesel.

Podéis encontrar más información sobre Solarta aquí

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies