Amics de la Terra Mallorca, por el mantenimiento de la estación de Enllaç

Amics de la Terra Mallorca, por el mantenimiento de la estación de Enllaç

Desde Amics de la Terra Mallorca solicitamos al Gobierno de las Islas Baleares que reconsidere su decisión de cerrar la estación de Enllaç, porque supondría un paso atrás y una merma importante en la estructura ferroviaria que poseemos, de por sí bastante pobre, sobre todo si la comparamos con la que teníamos hace 50 años.

El hecho de que la estación de Enllaç sea la más cercana a Palma, y que dispone de dos vías y dos frecuencias, permitiría crear un aparcamiento disuasorio de gran cabida, para que esta estación se convirtiese en un hub de comunicación terrestre (pudiéndose renombrar “Costitx”).

Desde este grupo ecologista consideramos que esa posibilidad no debería despacharse a la ligera y desperdiciarse, si lo que queremos es potenciar el servicio de tren, visto lo exiguo de lo que, en ese sentido, y en lo referido a movilidad sostenible, se ha avanzado en estos 4 años de legislatura próximos a acabar.

Por otra parte, pensamos que esta estación puede rendir un servicio al vecino pueblo de Costitx, habilitando un camino seguro para poder acceder en bicicleta o a pie, tal como venimos reivindicando respecto al municipio de Alaró, pues está a punto de terminar la legislatura y las promesas de que la Vía Verde se lleve a cabo parece que se las ha llevado el viento.

Creemos que también debería reabrirse la estación de Sant Joan y habilitar, si no existe ya, un acceso fácil cómodo y seguro a la misma desde esa localidad.

La intermodalidad entre tren y bicicleta multiplica los usuarios potenciales del tren, pero para eso tienen que proporcionarse alternativas de acceso seguras y cómodas, en su caso, complementadas por lanzaderas.

El gasto que supondría establecer las medidas apuntadas, si compara con el de la construcción de la autopista Llucmajor-Campos resulta infinitesimal; se trata de una cuestión de voluntad y de creer en la movilidad sostenible y no en la sacralización del coche, cómo viene sosteniendo por sus actos nuestro gobierno, tanto autonómico como insular. Eso por no hablar de otras múltiples infraestructuras automovilísticas brutales, que no hacen sino consolidar un modelo de movilidad que tarde o temprano tendremos que replantearnos.

A Amics de la Terra Mallorca nos parece inadmisible que cualquier inversión en transporte público haya de ser analizada con el mayor rigor, mientras que para promover el insolidario y absurdo abuso del coche privado no existe la menor cortapisa, a pesar de que el tiempo para cambiar esa destructiva dinámica se está agotando.

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies