Amics de la Terra exige que se paralice la construcción de un parque de ocio en el Bosque de Bellver y que se detengan las talas de árboles

Amics de la Terra Mallorca considera que hay ubicaciones en el término municipal de Palma idóneas para ese proyecto que no entran en colisión con la protección a la naturaleza y con la preservación del pulmón verde de Palma para su finalidad principal.

Para Amics de la Terra, los usos recreativos deben restringirse aquellos que no entran en conflicto con la preservación del enclave como un pequeño santuario natural. Así pues, deben cesar de inmediato las talas que se han iniciado con el propósito de llevar a cabo esa cuestionable obra.

La organización ecologista también exige que los proyectos municipales se hagan siempre respetando el arbolado, y aprovecha para expresar su preocupación por la suerte que puedan correr algunos ejemplares ubicados en lo que será la zona peatonal de Nuredduna.

Los ecologistas querrían que los políticos responsables asumieran de una vez por todas que los árboles no son mobiliario urbano, sino fuente de vida, sumideros de CO2 y purificadores del aire, y que un banco puede construirse en un día, pero un árbol adulto tarda decenas de años en consolidarse y proporcionar la frondosidad que las ciudades necesitan para luchar contra el efecto isla de calor, una preocupación que cada vez será más acuciante.

 

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies