Amics de la Terra considera urgente analizar el impacto y poner límites al número de cruceros que visitan Palma

Un gran número de cruceros de grandes dimensiones llegan al puerto de Palma cada día, algunos de ellos con más de 7000 pasajeros. No hay datos medidos sobre el impacto que generan y que además irá en aumento, puesto que no hay un límite de número de cruceros que pueden atracar.

El estudio del impacto de ruido y contaminación de los cruceros que han acordado recientemente la Universitat de les Illes Balears (UIB) y la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), nos parece un inicio pero hacen falta más medidas al respeto. Amics de la Tierra solicitó poner medidas a la APB en una carta enviada el mes de junio y en la que solicitaba también una reunión que todavía no se ha realizado por carencia de respuesta.

No hay estudios sobre la capacidad de carga de la isla y este año está siendo uno de los años con más turismo. Mallorca empieza a tener graves problemas de abastecimiento de agua, Baleares es una de las comunidades con más consumo de agua por habitante y el turismo va creciendo sin ninguna medida de control.

Amics de la Terra considera urgente establecer un límite en el número de grandes barcos que nos visitan simultáneamente, que colapsan el centro de Palma, son muy contaminantes tanto durante el viaje como durante su estancia en el puerto dado que precisan mantener los motores en marcha para producir electricidad, generan una enorme cantidad de residuos sólidos y líquidos que dejan aquí, así como la dificultad de proveerlos del agua dulce que necesitan dadas nuestras ya escasas reservas.

El número de cruceros que visitan Palma aumenta cada año, con un incremento de 20% en 2015 comparado con 2014 y está previsto crecer más todavía en 2016 debido a sobre todo la situación complicada en los países del Mediterráneo oriental y el norte de África.

Además de controlar las emisiones y el ruido que propone el estudio de la UIB y de la APB, Amics de la Terra insta a las administraciones pertinentes a hacer un estudio de capacidad de carga de la isla y a limitar el número de barcos que pueden coincidir el mismo día. Además sería necesario que la población de Palma opine sobre la idoneidad de este turismo añadido al turismo convencional que empieza a sentirse agobiado cuando visita la ciudad de Palma.

En Amics de la Terra Mallorca utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso.Política de privacidad y cookies