Biodiversidad

Turistas alemanes colaboran con Amics de la Terra en la conservación de la Serra de Tramuntana

Este fin de semana unas treinta personas entre turistas alemanes y gente local han participado en una jornada novedosa de trabajo voluntario organizada por Amics de la Terra para ayudar a la recuperación del olivar y las paredes de piedra en seco en la Serra de Tramuntana, sensibilizando así a los turistas excursionistas sobre la importancia de su mantenimiento y las dificultades para conservar un paisaje declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

La jornada de voluntariado, que se repetirá varias veces en 2018, fue llevada a cabo en colaboración con BUND (Amigos de la Tierra Alemania) y forma parte de un proyecto más amplio apoyado por la Fundación pública alemán DBU que incluye además de las jornadas de voluntariado dirigido a turistas, la formación de guías de montaña apoyada por el Consell de Mallorca, una encuesta entre excursionistas alemanes sobre sus razones para visitar la Serra, así como un directorio online de sitios de venta de productos locales de la Serra para fomentar la compra de los mismos. Las jornadas de voluntariado pretenden ofrecer a los excursionistas alemanes que visitan la Serra la posibilidad de participar activamente en su conservación.

Veinte turistas alemanes y diez voluntarios de Amics de la Terra iniciaron la jornada con una subida al Barranc de Biniaraix hasta Can Silles, donde llevaron a cabo la jornada de trabajo en sus alrededores. Aprendieron la técnica para hacer una pared de bancal (marge) y trabajaron para ayudar a un marger profesional en su reconstrucción, dándose cuenta del trabajo duro artesanal que ello implica. Además ayudaron a limpiar varios bancales de olivos eliminando el carrizo y los pinos invasores. Gori de Can Silles les enseñó como injertar un olivo para evitar que se convirtiera en acebuche. Tras unas horas de trabajo, han podido saborear un riquísimo arroz brut y otros productos típicos, antes de bajar por el Barranc. Por la tarde hicieron una visita al Centre Capvespre en Sóller para conocer las distintas variedades de olivas y aceites y pudieron ver de primera mano la producción de aceite en la tafona de la Cooperativa.

La jornada fue todo un éxito. Los turistas se mostraron muy contentos de poder conocer mucho más el paisaje único de una Serra de Tramuntana conformada por el hombre, así como los grandes problemas para su mantenimiento. Estuvieron muy satisfechos de tener la oportunidad de aportar su grano de arroz mediante trabajo voluntario, además de establecer contacto con gente local.

Las próximas jornadas tendrán lugar en la primavera de 2018 cuando empiece de nuevo la temporada de turistas excursionistas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest