Biodiversidad

Ses Fontanelles: un paso más para evitar el centro comercial.

La extinción de los efectos de la primera licencia, solicitada en su momento por Aqua Mágica, implica que Unibal-Rodamco no pueda recuperar y ejecutar el primer proyecto de 22 edificios que estaba previsto en la zona húmeda de ses Fontanelles.


El periplo del expediente administrativo de ses Fontanelles es largo y complejo, y todavía no ha acabado.

En relación a la licencia comercial (Gobierno):

Hace unos meses ya celebramos la sentencia del TSJIB que desestimaba el recurso interpuesto por la multinacional francesa UNIBAIL-RODAMCO, promotora del centro comercial «Palma Springs» en ses Fontanelles, para que se declarara nula la denegación de la licencia comercial y, además, la condena al pago de las costas del juicio.

La Audiencia Nacional volvió dar la razón al Gobierno y a la denegación de la licencia de gran establecimiento comercial, después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), dependiendo del Ministerio de Economía y vía Abogacía del Estado, interpusiera también un recurso contra el Gobierno por haber denegado la licencia.

Este apoyo a las tesis mantengudes por los servicios jurídicos del Gobierno de las Islas, tanto por parte del TSJIB cómo por parte de la Audiencia Nacional, ha supuesto una pasa importando hacia la protección definitiva del último humedal que queda en Palma, a pesar de que no es definitiva.

En relación a la licencia de edificación (Ayuntamiento de Palma):

Por su parte, y en cuanto a la licencia de edificación, el Ayuntamiento de Palma tenía en tramitación dos proyectos: el presentado inicialmente y hace muchos de años por Aqua Mágica, que constaba de 22 edificios y aparcamientos sepultados y en superficie, que había quedado en el limbo en el momento que los nuevos propietarios promotores, UNIBAIL RODAMCO, presentaron una segunda propuesta de proyecto (el conocido como Palma Springs). La licencia fue caducada en su momento por el Ayuntamiento por haber agotado plazos de presentación de documentación.

Así pues, la empresa promotora ha intentado en estos últimos meses revivir la primera de las licencias. De este modo, ha informado a diferentes asociaciones de vecinos que tenía la intención de retomar el proyecto original. Hoy, pero, la gerencia de urbanismo del Ayuntamiento de Palma ha duit a la sesión del Consejo de Gerencia la declaración de extinción de los efectos de esta misma licencia por aplicación de la LOUS la cual deja claro que pasados 6 meses sin actuar, los efectos de la misma quedan extinguidos por «ministerio de ley».

Este hecho, por lo tanto, imposibilita que la promotora recupere el proyecto inicial, a pesar de que no imposibilita que un golpe acabadas las obras de urbanización (que han sido continuando durante el verano) y conseguida la condición de solar, pueda presentar otra.

Por lo tanto, ses Fontanelles todavía no está salvado, pero se han ido tirando pasas firmes para avanzar hacia el paradigma de ningún donde tienen que dirigirse las políticas que pretenden favorecer el interés general y recuperar y preservar esta última zona húmeda de Palma.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest