Biodiversidad

Resultados de una encuesta ambiental entre senderistas alemanes en la Serra de Tramuntana

La mayoría admiran el paisaje pero no son conscientes de las dificultades para mantenerlo. La mitad está dispuesta a dedicar un día de trabajo voluntario para mejorar su conservación.

Según una encuesta llevada a cabo recientemente por voluntarios de Amics de la Terra Alemania (BUND), la mayoría de turistas de habla alemana han visitado la Serra de Tramuntana en más de tres ocasiones y están interesados en volver otra vez. Media docena de voluntarios alemanes pasaron varios días en Mallorca durante la temporada alta de senderismo el año pasado, encuestando a turistas de habla alemana. Durante 5 días y en 7 lugares estratégicos de la Serra entrevistaron a casi 200 senderistas. El objetivo de las encuestas es de saber los conocimientos de los visitantes sobre la Serra de Tramuntana, su nivel de protección ambiental y su estado de conservación, y para evaluar su interés de participar activamente en trabajo voluntario para ayudar a mantener el paisaje de la Serra de Tramuntana.

La encuesta refleja que un porcentaje alto conoce la declaración de la UNESCO de Patrimonio de la Humanidad pero no ha influido mucho en su decisión de visitar la Serra de Tramuntana. Los valores que más aprecian de la Serra son los muros de piedra en seco, los caminos empedrados, los bancales y los olivares. En general están satisfechos con la conservación del paisaje y no son conscientes del problema de la invasión de pinos en los olivares o el abandono de los bancales y los muros de piedra en seco. Tampoco notan demasiado el problema del abandono de residuos o de barreras cortando los caminos. Sus críticas se centran en la falta de señalización, sobre todo a principio de los caminos y la falta de información en lengua alemana. Su percepción de la Serra es que es un lugar relajante y auténtico que ofrece una experiencia natural única. Pero son conscientes a la vez de su fragilidad y de su necesidad de protección.

Respecto a su disposición a participar en actividades de trabajo voluntario para ayudar a conservar la Serra, el 50% de los senderistas entrevistados se declara dispuesto a dedicar un día entero de sus vacaciones e incluso varios días, a alguna actividad física de conservación. Les interesa sobre todo el mantenimiento de las paredes de piedra en seco, la reforestación y la conservación de los olivares. Su razón principal para querer participar en tal actividad es conocer gente local, seguida por el mantenimiento del paisaje cultural y natural. Incluso estarían dispuestos a pagar una cantidad razonable para participar en una actividad de este tipo.

Los resultados revelan que la mayoría de los senderistas (60%) tienen más de 50 años de edad, estudios universitarios (58%) y viajan con su pareja, amigo o familia, no en grupos organizados. La mitad son empleados y una cuarta parte son jubilados. La duración media de su estancia es 8 – 9 días, la mayoría se hospedan en hoteles (50%) o apartamentos turísticos (25%). Para llegar al punto de partida de su caminata, la mayoría usa un coche (60%), casi nadie llega en transporte público.

La encuesta forma parte del proyecto más amplio “Iniciativas para la contribución del turismo alemán a la conservación de la Serra de Tramuntana”, llevado a cabo entre Amics de la Terra Mallorca, su homólogo en Alemania (BUND) y la consultoría experta en turismo sostenible BTE, con el apoyo económico de la Fundación alemana DBU. Otras actividades del mismo proyecto piloto incluyen: diversas jornadas de voluntariado para senderistas de habla alemana, un directorio online de lugares donde se pueden comprar productos locales de la Serra, sesiones de formación para guías de montaña sobre los valores naturales de la Serra e información en alemán para los turistas en general sobre su fragilidad y la importancia de conservarla.

Se pueden consultar los resultados de la encuesta completa aquí. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest