Recursos naturales y residuos

La nueva ley de residuos: pionera pero mejorable

Amics de la Terra considera la propuesta de ley de residuos pionera pero mejorable

Amics de la Terra valora muy favorablemente el anteproyecto dealegacions a la llei balear de residus ley de residuos y suelos contaminados de las Islas Baleares, pero presenta varias alegaciones de mejora.

Amics de la Terra presentó varias alegaciones al texto del anteproyecto de Ley, que considera un paso importante hacia la reducción de residuos – sobre todo los plásticos- y su correcto tratamiento. Las medidas propuestas a la nueva ley son ambiciosas y no cumplen sólo con la legislación actual estatal y europea, sino van más allá, avanzando las propuestas que actualmente se debaten a nivel europeo, tanto en el ámbito de tratamiento de residuos como en el de economía circular.

Una de las críticas que hace Amics de la Terra es la carencia de medidas que propone la ley respeto al impacto que la gestión y tratamiento de los residuos tiene en la producción de emisiones de gases de efecto invernadero. Considera que esta omisión está en contradicción con la nueva Ley de Cambio Climático, a punto de salir a exposición pública, que presumiblemente hace mucho énfasis en las emisiones provocadas por cada sector y la gestión y tratamiento de residuos producen gran cantidad de emisiones entre transporte y tratamientos.

Uno de los aspectos que considera muy positivo, es que los municipios pueden poner en marcha entre sus competencias el tratamiento de la fracción orgánica, evitando así el transporte de materiales y los consumos y las emisiones que se derivan. Amics de la Terra propone que no se tiene que limitar esta posibilidad sólo a los ayuntamientos, sino, se tendría que abrir esta posibilidad a las empresas, agricultores y colectivos, que tienen capacidad y voluntad de hacer compost localmente en planta pequeña. Amics de la Terra pide la retirada de la disposición transitoria primera, porque puede hacer inviable esta posibilidad porque condiciona la puesta en marcha de las plantas nuevas al equilibrio económico o financiero de las concesiones administrativas vigentes. Con esta condición Amics de la Terra piensa que las concesionarias actuales pueden dificultar las nuevas instalaciones que le pueden hacer la “competencia”.

Amics de la Terra está en contra de ampliar la capacidad de la metanización actual de la materia orgánica recogida selectivamente. Para obtener un compostaje de buena calidad que puede servir para fertilizar el suelo, incluso para los agricultores ecológicos, se necesita aprovechar estos residuos de forma directa para hacer compost en plantas de proximidad a los productores y usuarios. El proceso de metanización reduce su calidad e introduce más impropios, y si se añade (después cómo actualmente) los lodos de depuradora, no es apto para la agricultura ecológica que en estos momentos no encuentra suficiente abono ecológico producido en las Islas.

Amics de la Terra pide que la nueva ley apueste firmemente por la instalación de los sistemas de depósito, devolución y retorno para los envases de bebidas, que tienen tan buenos resultados en otros muchos países para reducir los envases abandonados, y no traslade la decisión de su implantación a los Consejos Insulares. Actualmente la recuperación de los envases usados se sitúa en un 30-40%, mientras que en países con un sistema de depósito y retorno, la recuperación de envases sube a 95%.

Respecto a la importación de residuos para eliminar en las Islas, Amics de la Terra pide que se prohíba no sólo para el tratamiento en plantas públicas como propone el texto de la ley sino en plantas privadas. Y en el caso del traslado de residuos otras Comunidades Autónomas que este no implique una ampliación de las infraestructuras existentes.

Otro punto conflictivo se trata de la transparencia económica de las empresas concesionarias de tratamiento de residuos en las Islas Baleares. Amics de la Terra propone añadir un artículo que las empresas que gestionan los residuos domésticos, sanitarios, peligrosos, etc. en las Islas Baleares, tengan la obligación de presentar anualmente un resumen de sus beneficios/pérdidas, que será público y fácil de entender por parte de los ciudadanos que pagan este servicio mediante las tasas municipales.

Aquí podéis ver las alegaciones presentadas.