Otros

Ven a la Marcha “Autopista Mai!” del domingo 23 diciembre!

Ven a la Marcha “Autopista Mai!” del domingo 23 diciembre!

Desde Amics de la Terra Mallorca, como entidad participante en la Plataforma Antiautopistas, os animamos a venir a esta Marcha por una Mallorca más verde, digna y justa.

Cómo ya venimos explicando, el Consejo Insular de Mallorca está construyendo una nueva autopista sobre la carretera Llucmajor-Campos, un proyecto depredador del territorio, desmesurado, carísimo y que supone la continuación de un modelo de movilidad insostenible.

http://www.amicsdelaterra.org/es/otros_es/junto-con-otras-entidades-amics-de-la-terra-mallorca-pide-la-paralizacion-de-la-autopista-llucmajor-campos/

http://www.amicsdelaterra.org/es/otros_es/amics-de-la-terra-mallorca-estupefacta-ante-nuevas-revelaciones-sobre-la-vinculacion-de-copisa-a-practicas-de-sobornos-rechaza-las-amenazas-de-la-consejera/

Hasta ahora, se ha pedido un debate público sobre estas cuestiones a los responsables políticos de esta nueva mega-infraestructura, pero éste no se ha producido. También hemos exigido que se paralizara el proyecto a la espera de la próxima aprobación del Plan Director Sectorial de Movilidad, el cual es manifiestamente contrario a nuevos desarrollos viarios y apuesta por el transporte público. Pero, incomprensiblemente, no han pisado el freno sino el acelerador.

Finalmente, se ha lanzado un llamamiento por una Mallorca más verde, digna y justa a la cual se han adherido unas 160 asociaciones y más de 4.000 personas. Aun así, el Consell de Mallorca lo ha desoído y ha iniciado la ejecución de las obras.

Hoy finalmente la Plataforma Antiautopista ha podido intervenir en el Pleno del Consell de Mallorca. Margalida Ramis (GOB) y Mariano Reaño (Amigos de la Tierra Mallorca) han hecho dos intervenciones en nombre de la Plataforma Antiautopista y de las propias entidades.

Aquí podéis leer la intervención completa de Mariano Reaño, presidente de Amigos de la Tierra Mallorca:

Buenos días:

Lamentamos que en la anterior ocasión se interpretara el reglamento de manera tan rigorista, con el fin de impedir que la voz de los grupos que defienden el territorio y el medio ambiente en esta isla fuera sentida.

Sabemos que en otras ocasiones se ha sido mucho menos estricto a la hora de permitir este tipo de participación, pero hemos podido conocer a lo largo de este proceso que la voluntad de la mayoría de este consejo es la de restringir al máximo las aportaciones e intervenciones ciudadanas en aquellos asuntos que le resultan incómodos, y por supuesto, el de la autopista es el paradigma de ellos.

Seguimos esperando que se nos proporcione acceso al expediente para poder verificar la sucesión de manejos y manipulaciones urdidas con el fin de conseguir en los periódicos un titular exculpatorio de la consejera Garrido, la cual no se distingue por su amor a la transparencia y a la participación ciudadana. Quisiéramos, entre otras muchas cosas, conocer los informes técnicos, que, según la consejera, desaconsejan la solución 2+1. Se nos niegan, mientras la destrucción y la irreversibilidad crecen.

A título de ejemplo de este oscurantismo tengo que decir que hace 3 meses y dos días presentamos una solicitud referida al uso de la herbicida glifosato en las carreteras de Mallorca, y que, conforme a la normativa que regula el acceso a la información en materia medioambiental tendría que habérsenos proporcionado respuesta en el plazo de un mes.

Como muestra basta un botón, y esta falta de transparencia también se refiere a los propios partidos que integran el pacto, pues hemos tenido ocasión de constatar con sorpresa y estupor que los representantes de estos partidos con los cuales hemos tenido ocasión de vernos desconocían de manera clamorosa el contenido del proyecto.

La única política de movilidad que este consejo concibe es la del asfalto. Se nos prometen grandes infraestructuras ferroviarias para el futuro cuando el plan que las contempla fecha de hace 10 años . La camarilla ingenieril que parece tomar las decisiones en materia de movilidad tendría que ser consciente que a más autopistas y más infraestructuras para el coche, más atasco en la entrada de Palma y quien plantee que la solución es hacer crecer estas infraestructuras ad infinitum valdría más que se dedicara a cultivar hortalizas.

De hecho, la consejera Garrido, preguntada en este simulacro de audiencia pública que no admite réplicas por parte de los que preguntan, al ser interpelada sobre el efecto previsible, o sea, la demanda inducida, que supondrá esta infraestructura, respondió como podría haber respondido alguien que hace no demasiado tiempo dijo: “lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a suceder”.

Y al señor Jurado, hijo de un referente para el ecologismo de las islas le pediría que, por coherencia, y quizás por vergüenza quitara de su reseña biográfica el siguiente párrafo, porque a las declaraciones, tienen que seguirles los actos:

“Porque los últimos gobiernos que han sufrido nuestras islas sólo nos han proporcionado ruina económica, recorte de derechos fundamentales, destrucción del medio natural, corrupción… ya es hora de reaccionar, y Podemos es parte de esta reacción ciudadana. Podemos hacerlo”.

Obviamente, me estoy refiriendo a la referencia a la destrucción del medio natural, y no a la corrupción, aunque… muy pensado, impedir el debate de un tema como éste entre unas bases que lo han pedido repetidamente, es una forma, refinadísima y perversa, de corrupción.

El que sí está claro es que este desprecio hacia el movimiento ecologista tendrá su resultado y sus efectos en las urnas, pues nos consideramos traicionados por aquellos partidos en quienes depositamos nuestra confianza pensando que iban a velar por una Mallorca en la cual el territorio supusiera una prioridad en la acción de gobierno.

Sin embargo, asistimos estupefactos al último acto de esta comedia o vodevil, y vemos como de manera parecida a la orquesta del Titánic, que seguía tocando mientras el barco se hundía, cómo no se reacciona y se corrige este gran error, que tendrá consecuencias históricas.

Todavía están a tiempo de enmendar el desastre, pero el tiempo se acaba. Si quieren tener alguna posibilidad de gobernar es imprescindible que los partidos que integran el Pacto no se hundan en sus expectativas de voto, y sí le dan la espalda al movimiento ecologista puedo asegurarles que esto sucederá, muchas gracias.

Por todo esto, desde la Plataforma Antiautopistes y desde Amigos de la Tierra Mallorca animamos a todo el mundo a venir domingo 23 de diciembre a la Marcha por una Mallorca más verde, digna y justa.

Marxa per una Mallorca més verda, digna i justa