Biodiversidad

Entidades sociales relacionadas con Cabrera presentan un manifiesto para la conservación del Parque Nacional

30 septiembre 2016

En el marco de los actos de celebración del 25è aniversario de la declaración del Parque Nacional marítimo-terrestre del archipiélago de Cabrera, ayer se realizó en el centro de visitantes del parque (Colonia de Sant Jordi) una mesa redonda en la que participaron diferentes entidades relacionadas con el espacio protegido, bien sea por la reivindicación que dio lugar a la protección, por el posterior seguimiento crítico de la gestión a través del patronato del parque, por el estudio científico de sus valores naturales o por la participación en trabajos de voluntariado ambiental.

Las entidades participantes fueron Amics de la Terra, Asociación de Geólogos de las Islas Baleares, Cruz Roja, GOB, Greenpeace, Oceana y Sociedad de Historia Natural de las Baleares.

Además de exponer su ámbito de relación con el parque nacional, las entidades presentaron el siguiente manifiesto:

Con motivo de la celebración del 25è aniversario de la declaración del Parque Nacional marítimoterrestre del archipiélago de Cabrera, las entidades sociales y de conservación ambiental Amics de la Terra, GOB, Greenpeace, Oceana, AGIB, SHNB y Cruz Roja, comprometidas con los valores del espacio protegido mediante su colaboración a lo largo de los años y preocupadas por el logro de las finalidades que motivaron la protección de este espacio natural único, queremos transmitir públicamente y a la administración gestora las siguientes consideraciones:

Después de 25 años de la protección la conciencia pública sobre el estatus de parque nacional está muy implantada en la sociedad balear. En consonancia, hay que impulsar y consolidar criterios de gestión adecuados a la madurez del espacio protegido, plasmados a los correspondientes documentos de planificación.

El Parque Nacional tiene que mejorar cualitativamente el uso público, facilitando la visita de todos los ciudadanos que quieran conocer sus valores naturales de forma respetuosa con la integridad de sus valores y con su reglamentación, y promover su sensibilización y compromiso con la conservación. La administración tiene que impulsar este conocimiento con la calidad adecuada, tanto dentro del ámbito de Cabrera cómo en su centro de interpretación en Mallorca. La promoción de la visita y goce del parque nacional se tiene que fundamentar en sus valores naturales particulares y extraordinarios, y no en el uso público y turístico generalista.

Cabrera es un laboratorio natural donde hace falta el estudio y seguimiento adecuado de la geodiversitat y la biodiversidad, para determinar su evolución frente a condicionantes locales y globales y para disponer de indicadores sobre los efectos de la gestión del parque. Los hábitats y las especies más relevantes o endémicas tienen que recibir la atención que merecen.

Resulta evidente la necesidad de contar con un servicio de información y vigilancia que vele de forma efectiva por el cumplimiento de la normativa y la defensa de los valores excepcionales de Cabrera, y a tal efecto hay que destinar el personal y medios necesarios. En este sentido hay que hacer un especial esfuerzo en la vigilancia del ámbito marítimo.

El Gobierno de las Islas Baleares tiene que destinar la financiación adecuada para abordar convenientemente la gestión de Cabrera y los otros espacios naturales protegidos, de forma que se puedan cubrir adecuadamente las necesidades de personal y medianos materiales imprescindibles para mejorar y mantener el estado de conservación.

En cuanto a la participación, las nuestras y otras entidades sociales y de conservación ambiental pueden constituir un apoyo complementario en el impulso de la gestión conservacionista del parque. Hay que reforzar los canales de relación entre administración y entidades para facilitar nuestra tarea sin ánimo de lucro, en los diferentes ámbitos de colaboración.

Finalmente, queremos mostrar nuestro apoyo al reto de futuro que afronta el parque con su ampliación, incluyendo hábitats todavía poco representados en la red de parques nacionales, como el escarpe de Emile Baudot al sur y el escollo coralígeno del Fort de Moreu al este. Nos encontramos en un momento clave para hacer de esta ampliación una realidad y por eso se tiene que lograr dentro de esta legislatura, asegurando el cumplimiento de los puntos anteriores a toda la zona ampliada

Consideramos que hay que hacer del 25è aniversario un hito a partir de la cual se evidencie el claro compromiso del Gobierno con la mejora y conservación del parque nacional, y encarando una nueva etapa con el grado de responsabilidad que corresponde para atender adecuadamente los retos de conservación de Cabrera.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest