Clima y energía

La Xarxa per a la Sobirania Energètica de Mallorca pedimos un Futuro Sin Carbón

La Xarxa per a la Sobirania Energètica de Mallorca pedimos un Futuro Sin Carbón

Este sábado 2 de diciembre, las diversas organizaciones que conformamos la Xarxa per a la Sobirania Energètica de Mallorca (Amics de la Terra, ATTAC, GOB, Greenpeace, Som Energia entre otras) hemos llevado a cabo una acción delante la central de es Murterar en Alcudia  para pedir el fin total de la quema de carbón antes del 2025.

La acción consistía en el despliegue de una pancarta gigante en forma de flecha apuntada a la montaña de carbón que queman en la central,  con el lema “Endesa, Apaga el Carbón”.

La acción forma parte de la jornada convocada por la campaña estatal “Un Futuro sin Carbón” en la cual han participado cientos de colectivos y grupos de la sociedad civil en 21 localidades distribuidas por toda España, además de las acciones similares que se han llevado a cabo en otros lugares de toda Europa.

Así se han unido las voces en una para pedir un futuro sin carbón y para acelerar la transición hacia un nuevo modelo energético sin carbón, basado en el ahorro, la eficiencia, el uso de las energías renovables y la soberanía energética.

El carbón es el combustible fósil que más contribuye al cambio climático. El uso de carbón es contrario a los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático. Es por ello, en vísperas de la Cumbre internacional del Clima (COP24) que se celebra este año en Polonia, que entidades de muchos lugares se han salido a la calle para hacer saber que una parte importante de la sociedad española pide el fin del carbón, para hacer saber al Gobierno español que cuenta con nuestro apoyo en este respecto y para exigir a las empresas que adopten planes para cerrar sus negocios contaminantes cuanto antes.

La Xarxa para la  Sobirania Energètica de Mallorca pedimos el cierre de las dos líneas antiguas de la central de es Murterar en 2020, tal como prevé el Govern Balear en su Ley de Transición Energética actualmente en trámite, y de las otras dos  líneas restantes antes de 2025.

Consideramos necesaria una transición ambiciosa y justa para la salud de las personas y el medio ambiente, asegurando a la vez todas las garantías necesarias para los trabajadores afectados por el cierre. Hay que recordar que el potencial de las energías renovables genera muchos puestos de trabajo.