Clima y energía

Consideramos decepcionante la reacción de la APB sobre el vertido de fuel oil

Amics de la Terra de Mallorca considera decepcionante la reacción de la Autoridad Portuaria de Balears (APB) a raíz del vertido de fuel oil procedente del crucero Marella Dream.

A juicio de la organización ecologista, la incoación de un expediente sancionador, medida que comparte, resulta del todo insuficiente y no ayuda en lo más mínimo a evitar que episodios similares vuelvan a repetirse.

Amics de la Terra Mallorca exige de la APB una actuación proactiva y no simplemente reactiva. Así, considera imprescindible que por parte de ese organismo se monitorice el estado de los cruceros, verificando en cada caso que las inspecciones reglamentarias de funcionamiento se hayan llevado a cabo. Si tal función se lleva a cabo, es algo que escapa a nuestro conocimiento.

De otra parte, insiste en la falta de transparencia de que adolece la APB, puesto que no proporciona a la opinión pública los datos de los cruceros referidos a diversas cuestiones; entre otras, las emisiones de partículas y de gases tóxicos, consumo de agua, producción de residuos y su tratamiento, tipo de combustible utilizado, y su suministro, aguas grises, aguas negras, aguas aceitosas de las sentinas, aguas de lastre… Ello, por no hablar del ruido y los olores que viene soportando estoicamente el vecindario de la zona de Porto Pí.

Cierto es que el flujo de cruceristas es muy inferior al número de visitantes que llegan a las islas por avión, pero su concentración en número y su permanencia en el mismo lugar provoca impactos graves y preocupantes.

Las informaciones que demandamos deberían estar a disposición de la ciudadanía de manera sencilla y accesible, para que la sociedad civil pueda ser consciente de todas las implicaciones ambientales que supone la visita continuada de cruceros a nuestros puertos. En tiempos en que se predica la transparencia de las instituciones como un valor inalienable para promover una sociedad avanzada y responsable, deviene imprescindible que el secretismo sea erradicado.

(Font foto: Diario de Mallorca)