Clima y energía

Reivindicamos las trabas al autoconsumo con una acción escénica en el Borne

Voluntarios de Amics de la Terra han protagonizado esta mañana una acción escénica en el paseo del Borne en Palma que pone en relieve las dificultades a las que se enfrenta una persona que quiere poner paneles fotovoltaicos en su casa. La ciudadanía ha tenido que lidiar con hasta 8 pasos necesarios para instalaciones de autoconsumo de menos de 10 kw que acaba siendo un proceso largo, tedioso y con 10 o más formularios.

De esta manera Amics de la Terra ha querido ejemplificar de una manera lúdica y visual los impedimentos o trabas al desarrollo del autoconsumo en nuestro país, dados en primer lugar por la inseguridad jurídica por el hecho de que en cualquier momento, amparándose en lo establecido en el artículo 9 de la Ley 24/2013, el gobierno pueda establecer cargos variables a la energía autogenerada en las instalaciones de potencia contratada igual o inferior a 10 Kw; en segundo lugar por la complejidad para la tramitación administrativa y registro de estas instalaciones; y en tercer lugar la exigencia de instalar un segundo contador con independencia de la potencia de la instalación.

A parte del impopular llamado impuesto al sol, que frenó de forma abrupta el interés de gran parte de nuestra sociedad sobre esta opción energética y es una barrera económica importante, la verdadera barrera o freno el farragoso, lento, desesperante procedimiento administrativo al que se enfrentan los ciudadanos para la legalización de las instalaciones de autoconsumo que se hayan atrevido a ejecutar.

Su simplificación debería permitir que consumidores que instalen una potencia de generación en autoconsumo igual o inferior a 10 kW únicamente debiesen presentar a la empresa distribuidora una comunicación previa de la instalación a ejecutar.

Al finalizar la acción escénica Amics de la Terra Mallorca ha presentado una carta a la Sra. María Salom Coll, Delegada del Gobierno en la CAIB, para EXIGIR al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la supresión del artículo 9.3 de la Ley 24/2013, del Sector Eléctrico y la modificación del Real Decreto 900/2015, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo. Amics de la Terra Mallorca también ha iniciado también una recogida de firmas para presentar al Ministerio.

Si observamos esta situación desde un territorio como las Islas Baleares, con unos costes de generación de la energía muy superiores a los peninsulares (en torno a 80/90 €/MWh superiores a los de la Península), y con el mayor índice de emisión de gases de efecto invernadero (tn CO2/MWh generado), resulta todavía más incomprensible que el Gobierno de España no haya impulsado de forma especial estas instalaciones de autoconsumo en los territorios insulares. Cada kWh que genera una instalación de autoconsumo fotovoltaico en Baleares supone un ahorro económico para el sistema eléctrico español, y una disminución de emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta actividad forma parte del proyecto “Sensibilización y educación para reducir el cambio climático, la dependencia del petróleo y sus impactos en los países empobrecidos” y cuenta con la colaboración de la Dirección General de Cooperación e Inmigración del Govern Balear.