Clima y energía

Denunciamos que la apuesta de la APB por los cruceros sólo tiene en cuenta los supuestos beneficios económicos de la actividad

Amics de la Terra y el GOB denuncian que la apuesta de la APB por los cruceros sólo tiene en cuenta los supuestos beneficios económicos de la actividad.

APB ignora en sus valoraciones el impacto ambiental, sobre la salud y sobre la ciudad del turismo de cruceros ni se menciona ni se quiere asumir.


Esta semana, Autoridad Portuaria de Baleares, hizo público un documento referido a los beneficios económicos que reportan en las islas los cruceros. Por parte del GOB y Amics de la Terra consideramos que para proporcionar a la ciudadanía una información que permita analizar los beneficios y los inconvenientes de la industria de los cruceros es necesario que la Administración actúe con honestidad presentando, junto con los datos del impacto económico, los datos sobre el impacto sobre el medio ambiente.

En este sentido, reclamamos absoluta transparencia, facilitando datos relevantes, como son las mediciones de elementos contaminantes. En principio, el verano de 2016 APB y UIB firmaron un convenio para establecer una red de medidas y analizar los datos sobre la contaminación química y acústica de los cruceros: http://www.portsdebalears.com/es/noticia/la-apb-y-la-uib-estudiar%C3%A1n-el-impacto-de-los-cruceros-trav%C3%A9s-de-una-red-de-sensores-de

La ciutadania debería disponer de estos datos desde el primer día en que se han llevado a cabo las mediciones de una forma sencilla de consultar, accesible, permanente y en tiempo real.

Por otro lado, también ignoramos otras cuestiones, como las referidas a los procedimientos para gestionar los residuos que se originan en cada uno de los barcos que nos visitan. Hablamos de aguas negras, aguas grises, aguas aceitosas de sentinas así como aguas de lastre .

Tampoco sabemos nada de cómo se gestionan los residuos sólidos, los genéricos y los que presentan toxicidad, como por ejemplo productos químicos, baterías, tóner de fotocopiadoras e impresoras material de relevado fotográfico, etcètera.

Se carece también de información sobre cuestiones relacionadas con los consumos de agua y electricidad, combustibles repostados, etc.

Pensamos que una administración que vela de manera responsable por el bienestar de la población no puede limitarse a ser un simple espectador de un negocio de enorme crecimiento sin tener en cuenta las consecuencias que para la salud de la ciudadanía se derivan del mismo. En lo referente a esto, observamos una absoluta pasividad y por parte de esta Administración en el que tendría que ser la asunción y cumplimiento de la responsabilidad de tener cura de la salud de la ciudadanía que ha elegido a estos gestores.

A título de ejemplo, nos parece escandaloso que se permita que los cruceros usen en nuestros puertos y los del resto de la Mediterránea combustible derivado del petróleo más contaminante que existe, mientras que en el norte de Europa se los exige usar un de mucha más calidad.

Denuncia de NABU el mes de agosto pasado

Hay que recordar que el pasado día 18 de agosto, coincidiendo con la llegada de 13.000 cruceristas al puerto de Palma, los grupos ecologistas Amics de la Terra y el GOB, junto con NABU, la organización medioambiental más importante de Alemania, aprovecharon para denunciar la contaminación de los cruceros y las consecuencias negativas que tiene para la salud.

“Un crucero contamina el equivalente a un millón de coches y en Palma ahora mismo hay cuatro. Con este viento, la contaminación entra a la ciudad. Esto es muy malo para la salud, puesto que el humo y el azufre que liberan pueden provocar problemas de salud tan graves como el cáncer”, advirtió Daniel Rieger, miembro de NABU. De hecho, según datos de la Unión Europea facilitadas por NABU, cada año mueren en Europa 50.000 personas como consecuencia de las emisiones de los barcos.

“Contaminan tanto porque usan petróleo de muy mala calidad”, aseveró Rieger. “Lo emplean porque es lo más económico del mercado, pero el precio que paga la sociedad es muy alto”, añadió Axel Friedrich, exresponsable de la Agencia del Medio ambiente de Alemania y experto en contaminación de NABU.

Medidas

La organización NABU está especializada en el control de la contaminación atmosférica de las grandes embarcaciones y recalaron en Palma en el marco de la campaña que están realizando por toda la Mediterránea para denunciar la “muerte silenciosa” que provocan las emisiones de los barcos.

Miembros de NABU midieron en agosto los niveles de contaminación atmosférica del puerto de Palma. A las cinco de la madrugada, antes de que llegaran los cruceros, había 1.500 partículas al aire; justo después, 70.000. “Por cada 1.000 partículas de más, las probabilidades de tener un infarto crecen un 7%”, señaló Axel Friedrich, experto en contaminación de NABU.

El sistema que usan permite contar partículas a partir de 20 nanómetros. “Estamos hablando de partículas ultrafines, que son las más peligrosas porque no son interceptadas por nuestros sistemas de filtro natural, se acumulan a los pulmones, entran al corriente sanguíneo y favorecen el infarto de miocardio”, señaló Friedrich. También se ha relacionado, explican, con la demencia, el párkinson, la diabetes de tipo 2 y el riesgo de aborto.

Por eso, desde los GOB y Amics de la Terra denunciamos la carencia de transparencia e información en relación a los efectos ambientales y sobre la ciudad de la intensificación de este tipo de turismo y que se pretenda que, con el chantaje de los beneficios económicos que genera, ignoramos los impactos graves que tiene sobre la salud, el medio ambiente y la reconfiguración de la ciudad en un escenario para turistas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest