Biodiversidad

Reflexiones tras una semana de vigencia del Decreto sobre Posidonia

Reflexiones tras una semana de vigencia del Decreto sobre Posidonia

En primer lugar, Amics de la Terra Mallorca aprecia la valentía del ejecutivo al decidir la rápida entrada en vigor del decreto.

Considera que, de no haberse tomado la decisión, se habrían frustrado muchas expectativas entre la sociedad isleña, pues la concienciación general sobre la inaplazable protección de la especie crece día a día. Así lo demuestran las denuncias masivas en las redes sociales ante los episodios de fondeos ilegales.

En segundo lugar, considera  arraigado en la mayoría de navegantes de las islas ese sentimiento de respeto y protección hacia un organismo único, patrimonio de toda la sociedad. No parece suceder lo mismo en el caso de los yates -generalmente, de grandes dimensiones- ofrecidos en régimen de alquiler Parece necesaria una importante labor de información al respecto entre las empresas  charter, sin que ello signifique dejar de imponer sanciones, al amparo de lo que el decreto  establece.

Por las redes sociales se han difundido numerosos episodios en los que, pese a ser advertidos, determinados navegantes de ese tipo de barcos (y también de los alquilados al margen de la oferta reglada), han hecho caso omiso de la prohibición de fondear en las praderas, y, en ocasiones, han reiterado en días sucesivos esos comportamientos. Eso debe de cortarse de raíz, con la imposición de las mayores sanciones que la norma permita.

También preocupa mucho a Amics de la Terra Mallorca la manifiesta falta de medios materiales y humanos para vigilar el cumplimiento de la norma, lo que provoca que una ciudadanía concienciada vea frustrada con frecuencia su inestimable colaboración en la protección de la fanerógama, con avisos que nunca son atendidos. La Administración debe redoblar sus esfuerzos en ese sentido, so pena de que la norma pueda quedar en papel mojado.

Por último, la asociación ecologista reitera su exigencia a las administraciones para que asuman la parte que les corresponde en lo que se refiere a la depuración de aguas, una asignatura pendiente, con un nivel de calidad impropio en una comunidad autónoma que vive del turismo. Asimismo debe redoblar los esfuerzos para que los vertidos incontrolados sean perseguidos y sancionados sin contemplaciones.