Recursos naturales y residuos

Amics de la Terra pide civismo a los usuarios de las playas por la acumulación de residuos e implantar medidas como los sistemas de retorno de envases

12 setembre 2016

Amics de la Terra participó este fin de semana en una limpieza en la playa es Carbó con una quincena de voluntarios que se sumaron a los de Greenpeace, organizadores de la actividad. En dos horas se recogieron 200 palillos para limpiar las orejas, 640 tapones de plástico, 300 trozos de cuerdas y redes, 20 envases alimentarios, 70 botellas de plástico de agua y refrescos, 75 bolsas de plástico o fragmentos, 30 vasos de plástico, 40 pajitas de bebida, 30 latas de bebida, 20 mecheros, dos bolsas de 50 l con trozos de porexpan y plástico, una bolsa de 25 litros de papel, toallitas y tampones. También se encontraron cosas curiosas como una llanta de coche, una inyección para diabéticos, un zapato de plataforma, calcetines, un banyador y preservativos sin usar. Y millones de trozos de microplástico de mil formas y colores que hace años que van viajando por el mar y las playas.

Muchos de los residuos recogidos los había traído el mar, identificamos algunas marcas provenientes de Marruecos o Italia, pero una gran parte eran abandonados por los bañistas. Curioso que a es Carbó sólo se puede acceder a pie, por el que los bañistas suelen apreciar más la naturaleza, y además la playa dispone de contenedores para los residuos que los recoge el ayuntamiento un día sí un día no. Aún así la presencia de residuos se hace notar.

La gran afluencia de bañistas en las playas y el poco civismo de algunas personas hacen que muchos residuos se abandonen en la arena. Cuando hay servicio de limpieza municipal no se acumulan, pero si no hay sí. Vivimos rodeados de plástico que se va desmenuzando y acumulando, y acaban pasando a la cadena trófica.

Amics de la Terra pide a los políticos que tomen medidas urgentes para frenar la cantidad de residuos que llegan a la mar o que no se reciclan de forma adecuada. En Mallorca sólo se recicla el 16,4 % en la recogida selectiva y el resto se incinera derrochando los recursos naturales. Hay que pasar a la acción y optar por nuevas formas de gestionar los residuos, como los sistemas de depósito, devolución y retorno de envases que asocia un valor a cada envase para este sea devuelto por el consumidor para su correcto reciclaje, evitando así que se abandone en la natura o se queme con el rechazo. También hay que hacer mucho trabajo de prevención y concienciación de un consumo con menor impacto ambiental.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest