Recursos naturales y residuos

Amics de la Terra Mallorca junto a otras entidades en el Día internacional sin bolsas de plástico solicitan la prohibición de las bolsas de plástico desechables en las Baleares

A los estados miembros de la UE les quedan 4 meses para aprobar la transposición de la Directiva (UE) 2015/720, del Parlamento Europeo y del Consejo aprobada el 29 de abril de 2015, para la reducción de las bolsas de plástico desechables. Sin embargo, se acercan los plazos y en el Estado español todavía no se ha tomado ninguna medida, mientras que algunos de nuestros vecinos ya se han puesto en marcha, como Italia o Francia.

Anualmente en Europa se utilizan más de 100 mil millones de bolsas; se considera que en los últimos 10 años el consumo de este objeto se ha incrementado en un 47%. Según Cicloplast en España, cada ciudadano consume de media en 238 bolsas de plástico: más de 97.000 toneladas, de las cuales apenas se recicla el 10%. De hecho, la mayoría de las bolsas acaban en vertederos, incineradoras o como residuos en el medio acuático. Las bolsas son objetos de uso cotidiano con una vida útil media muy reducida estimada en unos 12 minutos. Sin embargo, su coste ambiental es muy elevado: es un derivado del petróleo, se consume agua y energía para su producción y distribución y permanece en el entorno durante siglos. Sin olvidar los efectos directos sobre la fauna marina: se estima que son causa de muerto de unos 100.000 mamíferos marinos cada año.

Actualmente, el Programa estatal de Prevención de Residuos se limita a recomendar a las administraciones locales realizar acuerdos voluntarios y acciones de sensibilización ciudadana. Por otro lado, el Plan Estatal Marc de Gestión de Residuos hace referencia a la transposición de la Directiva europea.

A nivel de las Baleares, Formentera ha sido impulsora de la regulación de las bolsas de plástico con la entrada en vigor desde el 1 de enero de 2014 de la prohibición de las bolsas de plástico (incluyendo las oxobiodegradables) y, en el caso de distribuir bolsas biodegradables, la obligatoriedad para los establecimientos de cobrar un precio mínimo de 10 céntimos de euro por cada bolsa biodegradable.

Con ocasión del 3 de julio Día Internacional sin bolsas de plástico, celebración promovida por la Fundació Prevenció de Residus i Consum, los colectivos ecologistas piden al Gobierno balear y a los grupos parlamentarios que impulsen una legislación incisiva como la prohibición de las bolsas de plástico desechables, ante una oportunidad única cómo es la futura aprobación de la Ley Balear de Residuos.

La prohibición es la medida más efectiva para cumplir con los objetivos de la Directiva Europea para la reducción de las bolsas de plástico desechables. Además se tienen que implantar otras medidas complementarias cómo: políticas de apoyo a los comerciantes para facilitar y premiar el buen trabajo, fomento del uso de bolsas reutilizables, preferiblemente de tela orgánica y eliminación de las bolsas de plástico en grandes superficies para la adquisición de fruta y la verdura entre otros.

A nivel otras comunidades autónomas, Cataluña está en trámite de una normativa que prohibirá la distribución gratuita de bolsas de plástico a todos los establecimientos de cualquier actividad comercial.

Si queremos avanzar hacia la estrategia “Europa 2020”, las islas Baleares tienen que hacer un uso eficiente de los recursos y combatir el abandono de residuos al entorno, que a menudo acaban al mar. En este sentido la reducción decidida del consumo de bolsas de plástico contribuiría a lograr este objetivo.

Más información : www.plasticbagfreeday.org, www.residusiconsum.org

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest