Agricultura y alimentación

Amics de la Terra da su apoyo a la ley agraria

Amics de la Terra considera que la propuesta del Govern Balear con la redacción de una nueva Ley Agraria es un paso muy positivo para apoyar la agricultura y la ganadería locales y de calidad. En este sentido Amics de la Terra ha presentado alegaciones a la Ley Agraria actualmente en exposición pública hasta el 15 de diciembre. En opinión de Amics de la Terra, para mantener el sector agroganadero de las Islas es necesario huir de la agricultura intensiva basada en el uso de productos químicos contaminantes, que no se corresponde con una de producción coherente con el entorno y el medio ambiente. La parte del borrador de Ley que menos complace a los ecologistas es el texto sobre la prohibición de la siembra de los organismos modificados genéticamente (transgénicos) en las Islas Baleares. En opinión de Amics de la Terra no está suficientemente claro que quede prohibido su cultivo en las Islas, aunque admite que la autorización es competencia del gobierno central, que no sea que el Govern Balear consiga prohibirlos basándose en una nueva legislación europea que permite a los Estados miembros y las regiones prohibir el cultivo de transgénicos siempre y cuando se demuestren su nocividad. Desgraciadamente el gobierno central del PP es muy favorable al cultivo de transgénicos en España, por ello somos el país europeo con más hectáreas de maíz transgénico cultivado. El cultivo de maíz transgénico en Mallorca pone en riesgo el cultivo de maíz ecológico o de variedades locales por la posible contaminación genética. La cuestión es si la Unión Europea nos dejaría prohibirlos y que el Gobierno central no intervenga para evitarlo. En este sentido Amics de la Terra insta al Govern Balear convocar con carácter urgente la Comisión de Bioseguridad aprobada por Decreto 66/2007, cuya misión es el seguimiento y control de los transgénicos en las Islas. Dicha Comisión debería reunirse como mínimo cada año y en esta legislatura nunca ha sido convocada.

Dar prioridad a los productos locales de proximidad, de calidad y de temporada en la compra pública tal como pretende la nueva Ley es un gran avance para apoyar la agricultura local.

Reconocer la importancia de las razas autóctonas y las variedades locales es también una buena noticia para promocionar una agricultura más sostenible.
Promover el uso de compost para la protección de la fertilidad del suelo es otra vieja reivindicación de Amics de la Terra y está incorporado en la nueva Ley. Actualmente se quema la mayor parte de la materia orgánica al aire libre con la consecuente molestia para los vecinos, o termina en la incineradora donde se quema este material valioso junto con el resto de los residuos causando contaminación atmosférica.

Con las modificaciones respecto a la Ley anterior, se limita las actividades complementarias a las que son propias del campo y no como la ley anterior que permite todo un abanico de actividades que poco tenían que ver con la agricultura, como por ejemplo el polo. Además se permite a los agricultores y ganaderos ofrecer estancias turísticas sin que estas hacen perder la esencia de su objeto agroganadero convirtiéndose en hoteles rurales tal como deja la Ley actual.

Amics de la Terra espera que esta nueva Ley, junto con los ciudadanos y visitantes haciendo su parte comprando productos de las Islas – si son ecológicos mejor todavía -, seríamos capaces de dar un impulso a un sector vital pero desgraciadamente en vías de desaparición si no reciba la ayuda necesaria tanto de políticos como consumidores.