Agricultura y alimentación Biodiversidad

Exigimos al Consell de Mallorca que prescinda completamente del glifosato

Exigimos al Consell de Mallorca que prescinda completamente del glifosato

Cada vez son más las noticias que ponen de manifiesto la peligrosidad y el potencial cancerígeno de ese herbicida, y no se entiende cómo el Consell de Mallorca puede jugar tan a la ligera con la salud de sus empleados y a la vez ser tan poco responsable con un medio ambiente del que debería ser uno de sus principales valedores.

El glifosato (Roundup y otras marcas) es una sustancia cuyas negativas consecuencias ambientales son de sobra conocidas. Amics de la Terra Mallorca considera que no existe ninguna excusa razonable para que el desherbado que se lleva a cabo mediante glifosato no pueda realizarse de forma manual, pues, aunque eso suponga más trabajo, compensa con creces que no se siga envenenando al personal encargado de esas tareas e introduciendo en la naturaleza esa indeseable sustancia.

Nada menos que cinco mil demandas por las consecuencias de ese herbicida están pendientes de resolución judicial, y es muy significativo el recientísimo fallo del Tribunal Superior de San Francisco que afirma que “el glifosato sí representó un peligro sustancial, y que ha supuesto una condena a la multinacional que lo fabrica a indemnizar a un jardinero con 289 millones de dólares.

Nos preguntamos qué tiene que suceder más para que, por fin, por parte de los responsables, se asuma la necesidad de evitar por completo el uso un producto sospechosamente cancerígeno. Desde Amics de la Terra Mallorca también estimamos cínicas las manifestaciones por parte de responsables del Consell, en el sentido de que dejará de utilizarlo si el Gobierno Estatal decide retirarlo de la relación de sustancias permitidas, ignorando el denominado principio de prevención y la suma de antecedentes que acompañan a esta sustancia.

Asimismo, nos parece peregrina la excusa de que se use en lugares “muy concretos” para garantizar la seguridad y la visibilidad de las señales y minimizar situaciones de riesgo para los trabajadores. Desde esta asociación ecologista nos preguntamos si no existen otras muchas tareas de mantenimiento viario más arriesgadas incluso que el desherbado, y que, adoptando las pertinentes y obligatorias medidas de prevención de riesgos laborales, se llevan a cabo de modo normal, seguro y sistemático, por lo que considera que el pretexto aducido carece de rigor.

Por último, exigimos información detallada del uso que se ha venido realizando hasta ahora, indicando las cantidades, lugares y momentos en que se ha usado en los últimos cuatro años, así como el contenido textual de la Orden de Servicio para la utilización de herbicidas en la red de carreteras competencia del CIM, al amparo de lo que establece la ley reguladora del derecho de acceso a la información en materia medioambiental y las normas sobre transparencia. Esa solicitud la presentaremos formalmente ante el registro de ese órgano, exigiéndole su cumplimiento, conforme prevé la normativa.