Agricultura y alimentación

Amics de la Terra denuncia la falta de información pública fiable sobre el cultivo de transgénicos en las Islas Baleares

Con motivo del Día de la Tierra (22 de abril) y la Semana internacional de Lucha Campesina por la Soberanía Alimentaria (17 – 24 de abril), Amics de la Terra Mallorca denuncia la falta de información pública fiable sobre el cultivo de transgénicos en las Islas Baleares, recoge firmas para pedir al Govern que evite el cultivo de transgénicos y convoque urgentemente la Comisión de Bioseguridad.

MODELO AGROINDUSTRIAL PREDOMINANTE

La Semana internacional de Lucha Campesina por la Soberanía Alimentaria conmemora la masacre de 19 campesinos y campesinas que se manifestaban por tierra y justicia en Brasil en 1996. Las semillas transgénicas son el máximo exponente del modelo agroindustrial predominante, en el que las grandes empresas se apropian de los bienes comunes como las semillas, el agua y la tierra para su propio beneficio. Pese a las dificultades, la resistencia en Europa a la liberación de transgénicos ha sido fructífera: solo se permite el cultivo de una variedad de maíz y la mayoría de los países lo han prohibido. Sin embargo España es el país que más hectáreas de transgénicos cultiva en toda Europa.

TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE ESTADOS UNIDOS Y LA UNIÓN EUROPEA (TTIP)

Además un nuevo Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea que actualmente está en fase de negociaciones, amenaza la Soberanía Alimentaria y la lucha contra los alimentos transgénicos. El principio de precaución, el etiquetado de transgénicos o el proceso de autorización de cultivos y alimentos modificados genéticamente son herramientas que, aunque insuficientes, han servido para que los transgénicos no se extiendan sin control por Europa. En las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE (también llamado TTIP) ambas potencias están dispuestas a pasar por alto la voluntad y la protección de la ciudadanía para satisfacer las demandas de las grandes empresas agroalimentarias.

SITUACIÓN EN LAS ISLAS BALEARES

A pesar de ser declaradas libres de cultivos transgénicos por una proposición no de Ley en el Parlament en 2007, en las Islas Baleares se sigue cultivando maíz transgénico. En mayo de 2007 se aprobó Decreto 66/2007 que, además de poner en marcha el Registro autonómico de Organismos Modificados Genéticamente, en el cual los agricultores tienen obligación de declarar las hectáreas de transgénicos que cultivan, también se aprobó la puesta en marcha de una Comisión de Bioseguridad para hacer vigilancia y control de los transgénicos en las Islas. Esta Comisión tuvo una primera reunión en febrero 2010 y después jamás se ha vuelto a ser convocada a pesar de las numerosas solicitudes que ha hecho Amics de la Terra al Govern pidiendo su convocatoria.

Además no hay datos fiables de los cultivos de transgénicos en las Islas. De las tres fuentes de datos existentes: Registro autonómico; las declaraciones que hacen los agricultores para conseguir ayudas de la Política Agrícola Común (PAC); los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno central basados en el registro de venta de semillas transgénicas por CCAA, nunca los datos de las tres fuentes coinciden. Demuestra que hay un descontrol sobre la cantidad y localización de los transgénicos cultivados en las Islas. En repetidas ocasiones en los últimos meses Amics de la Terra ha solicitado información a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio sobre el número de hectáreas de transgénicos cultivadas en las Baleares y su localización, sin haber conseguido una respuesta hasta hoy.

De la información que dispone Amics de la Terra el número de hectáreas de maíz transgénico cultivado en las Islas Baleares ha incrementado notablemente en los últimos años. Según información de Greenpeace España recogida de las estimaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno central, se calcula que en el año 2013 se ha cultivado 174 Ha de maíz transgénico en Baleares comparado con 77 Ha en 2010 (no tenemos datos para los años 2011 y 2012). Las estimaciones del Gobierno central están calculadas en función de las declaraciones de venta de semilla transgénica en cada CCAA, de acuerdo con lo establecido en los planes de seguimiento de cada variedad. Habría que comprobar este hecho con los datos solicitados al Govern Balear que deben figurar en las declaraciones de la Política Agrícola Común (PAC) que hacen los agricultores, así como en el Registro autonómico de Organismos Modificados Genéticamente (OMG).